Pinilla, Pessoa y don Perfecto

Deja un comentario

octubre 27, 2014 por delaberintos

Justo acababa de leer la efemérides dedicada al escritor Ramiro Pinilla en El País del viernes cuando me levanté a estirar las piernas y comprobar si había recibido algún mensaje en el móvil. Al abrir las notificaciones del Facebook sentí un momento de extrañeza, de acoplamiento solo explicable por los flujos constantes de información a los que nos hallamos sometidos en esta época del Big Data: Ricardo Baduell también homenajeaba al escritor de Getxo en su blog Refinería Literaria. Al parecer fue el lector asignado por la editorial Tusquets para evaluar la calidad de las más de 2500 páginas que constituyen la trilogía Verdes valles, colinas rojas que les había hecho llegar Fernando Aramburu junto a encendidos elogios. Siguiendo con las coincidencias literarias, Muñoz Molina dedicaba el sábado su espacio semanal a un documental titulado 1980, en el que se recuerda un suceso de los muchos que ocurrieron aquel año sangriento: un atentado contra tres guardias civiles en medio de una carrera ciclista popular en un pueblecito del país vasco, ese universo recreado por el fallecido Pinilla.

pessoa ramiro-pinilla

 

En el Babelia de esta semana también había un reportaje sobre la última edición del Libro Desasosiego de Pessoa. Sé que en algún momento lo tomé prestado de la biblioteca y leí algún fragmento de este libro de naturaleza fragmentaria y profundo lirismo. En el artículo repasaban las ediciones anteriores en español, la primera de ellas llevada a cabo por un tal Perfecto Cuadrado para ediciones del Acantilado. Perfecto Cuadrado, vaya nombre redundante. De qué otra manera si no perfecta podemos imaginarnos un cuadrado, un cuadrado imperfecto solo es concebible en los intentos fallidos de los niños o de los ancianos de trazo tembloroso. Una especie de cuadrado aproximativo, un paralelepípedo, como nos enseñaban a nombrarlos en la escuela. Un pálido sucedáneo en forma de rombo. De todas las profesiones posibles, don Perfecto ha ejercido su derecho a la rebeldía y se ha decantado por el impreciso oficio de la traducción en el que las palabras no tienen un significado unívoco. Don Perfecto ha encontrado un lugar donde ejercer por fin una subjetividad llena de matices, alejado de la tiranía geométrica. Me pregunto si don Perfecto Cuadrado sentiría al traducir que encarnaba a uno de los heterónimos del portugués, a mitad de camino entre el sueño y la vida.

 

.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Goodreads

Estadísticas del blog

  • 5.123 hits
Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

refinería literaria

Diario de un book doctor en español

AYUDANTE DE VILNIUS

La obra de Vila-Matas es en gran parte conceptual, y puede crear adicción. Su reputación de autor de culto crece con cada nuevo libro. NEW YORK TIMES

A %d blogueros les gusta esto: